Home/Chat /Discussion /Links /Search /Resources /Order Form /SHRod  /Audio /Contact us/ Espanol


 

 

La Gran Paradoja

de las Edades

--cuadro--

Una Revelacin Oportuna

-

 

 

-1--

Propiedad Literaria 1937-1941

Todos los derechos reservados.

V. T. Houteff, Autor.

TRATADO NO. 2.

El presente tratado sera mandado por correo, libre de costo, como una ayuda cristiana a todo aquel que se sienta sediento de obtener la verdad. Contiene solamente una exaccin, que es la obligacin que el alma tiene consigo misma, de examinar y probar todas las cosas, guardando todo lo que es bueno. Los nicos lasos que ligan a esta libre oferta son: las cuerdas de oro del Edn y las cuerdas carmes del Calvario.... Lasos que atan.

Se recibir con aprecio el envo de direcciones y nombres de personas Adventistas del Sptimo da.

Impreso en los Estados Unidos de Amrica.

--2--

INTRODUCCIN

La Necesidad de Investigacin

"Todava hay mucha verdad preciosa para ser revelada al pueblo de Dios. . .Cuando se presenta una luz nueva a la iglesia, es peligroso que la rechacis. . .condenar aquello que no habis odo y que no entendis, no ensalzar vuestra sabidura ante los ojos de aquellos que son cndidos en sus investigaciones de la verdad. Y hablar con desprecio de aquellos a quienes Dios ha enviado con un mensaje de verdad es insensatez y locura. . . .

". . .porque Dios glorificar su Palabra para que aparezca en una forma que nunca antes la hayamos visto. . . .todo aquel que busque fervientemente la verdad, ser iluminado como Natanael. . . .Debera darse lugar a una franca investigacin de la verdad, a fin de que cada cual conozca por s mismo que cosa es verdad.

". . .si llega un mensaje que no entendis, empeZaos en escuchar las razones que el mensajero expone, . . .porque vuestra posicin no ser debilitada por ponerse en contacto con el error. . .Ninguno de los que se imaginan saberlo todo, es demasiado viejo o demasiado inteligente para aprender del ms humilde de los mensajeros del Dios vivo."--Consejos Sobre la Obra de la Escuela Sabtica, pp. 26-34.

Como cada incidente importante, en coneccin con la iglesia, es precedido por un mensaje, y como cada

--3--

tal incidente ha sido predicho por los profetas, es importante que cada uno nos demos cuenta de

La Necesidad de Profeca.

En los anlisis de la iglesia Cristiana nunca ha habido un sarandeo semejante al que esta incrementando rpidamente como resultado de las series de libros y tratados de La Vara del Pastor por todo rango y fila de la denominacin adventista del sptimo da. Esta presenta un problema singular y perplejo el cual la sabidura humana es totalmente impotente de resolver. En esta necesidad, entonces, debemos buscar la sabidura divina. Ambos la lucha y su remedio deben encontrarse en profeca. Por lo tanto, alegremente aceptemos el desafo: "Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de mis hijos, acerca de las obras de mis manos." Isa. 45:11.

nicamente cuando la iglesia se encuentre a s misma establecida en el bajo de su propia necedad, con las fieras olas de retribucin divina golpeandole, est en una posicin para darse cuenta de su terrible peligro y su necesidad de todo. Y solo as cuando est en peligro y alarma posiblemente pueda despertarse a la absoluta necesidad de tener el don de profeca--su necesidad mas imperativa en su situacin actual. "Porque no har nada el SeZor Jehov, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas." Amos 3:7. "Procurad los dones espirituales, mas sobre todo que profeticis. . .El que profetiza, edifica a la

--4--

iglesia." 1 Cor. 14:1, 4. "Porque el testimonio de Jess es el Espritu de Profeca." Apo. 19:10. Por consiguiente, si ella no despierta ahora al hecho que "Sin profeca el pueblo ser disipado" (Prov. 29:18), entonces no lo har nunca.

Enfatizando la importancia de los dones del Espritu, Pablo dice: "Y l mismo dio unos, ciertamente apstoles; y otros, profetas y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores; para la perfeccin de los santos, para la obra del ministerio, para la edificacin del cuerpo de Cristo." Efe. 4:11, 12. "Luego facultades, luego dones de sanidades, ayudas, gobernaciones, gneros de lenguas." 1 cor. 12:28.

Pero mientras la mayora de estos dones, especialmente el de lenguas y de gobernaciones, son celosamente buscados por las iglesias, el que fue despreciado por los Judos--el don de "profetas"-- es totalmente rechazado por casi todo el Cristianismo. Por lo tanto el espritu que instig matar a los antiguos videntes por mano de los lideres Judos, virtualmente todava est haciendo la misma clase de obra destructiva por medio de la religin organizada.

Los Judos, mientras atribuan alabanza y honor a los profetas que fueron muertos por los padres, rechazaban a los profetas vivos, trayendo as sobre s mismos la triste declaracin del Maestro:

"Ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipcritas! porque edificis los sepulcros de los profetas,

--5--

y adornis los monumentos de los justos, Y decs: Si furamos en los das de nuestros padres, no hubiramos sido sus compaZeros en la sangre de los profetas." Mat. 23:29, 30.

Los Cristianos actuales que desprecian el don de profeca y le niegan a la dispensacin del evangelio la autoridad de las Escrituras del Antiguo Testamento rechazan as todos los profetas, aunque al mismo tiempo, de labios los reconocen como los siervos de Dios. De esta manera, estn edificando y adornando las tumbas de los profetas, como lo hicieron los Judos, pero cuando se les prueba, ellos, tambin, se les encontrar ser mentirosos. La mera profesin de labios de creer en toda la Biblia, es peor que no profesar, y doblemente cuando los profesos al mismo tiempo enseZan que todas las leyes y estatutos, todas las amonestaciones y condenaciones, se aplican solamente para los antiguos Judos mientras todas las gracias pertenecen a la iglesia Cristiana.

Por seguir este curso, han sido guiados tan lejos pervirtiendo los dones que su as llamado don de lenguas no es nada sino tontera, y no es mas don Bblico que el Domingo el "santificado" da Sbado. Tambin es pervertido el don de gobernaciones, el cual es degenerado en una institucin de prerrogativas, formalidades, logros, y cosas semejantes, las cuales fueron sus inventos para obtener beneficios, son ciertamente, en su bajo estado actual, nada sino agencias que en efecto militan contra la Verdad, y neutralizan

--6--

la piedad de la iglesia. En este estado de acciones, los mejores de estos profesos Cristianos de hoy parecen mejor que los peores Judos de ayer? Por lo tanto, O iglesia de Dios, "Despierta, despierta"! "No apaguis el Espritu. No menospreciis las profecas. Examinadlo todo; retened lo bueno." 1 Tes. 5:19-21. "Suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sin." Isa. 52:2.

Como el don de profetas es, de acuerdo a las escrituras, el segundo en el orden de los dones a la iglesia, y el don de gobernaciones y el de diversidad de lenguas son los ltimos, obviamente, entonces, los que desprecian el don de profeca pero exaltan el don de gobernaciones y el don de lenguas, estn jalando el carro por la parte de atrs, y estn yendo en la direccin equivocada. A los tales, Cristo dice: "No conoces que tu eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo." Apo. 3:17.

"Venid luego, dir Jehov, y estemos a cuenta. Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve sern emblanquecidos; si fueren rojos como el carmes, vendrn a ser como blanca lana." Isa. 1:18.

Esta condicin es la razn fundamental del problema actual de la iglesia, que junto con su resultado es figurativamente expuesto en el simbolismo proftico de Zacaras,

--7--

 

--dibujo--

--8--

LA PARADOJA.

"Y tornme, y alc mis ojos y mir, y he aqu cuatro carros que salan de entre dos montes; y aquellos montes eran de metal. En el primer carro haba caballos bermejos, y el segundo carro caballos negros, Y en el tercer carro caballos blancos, y en el cuarto carro caballos overos rucio rodados. Respond entonces, y dije al ngel que conmigo hablaba: SeZor mo, qu es esto? Y el ngel me respondi, y djome: Estos son los cuatro vientos de los cielos, que salen de donde estn delante del SeZor de toda la tierra. En el que estaban los caballos negros, salieron hacia la tierra del aquiln; y los blancos salieron tras ellos; y lo overos salieron hacia la tierra del medioda. Y los rucios salieron, y se afanaron por ir a recorrer la tierra. Y dijo: Id, recorred la tierra. Y recorrieron la tierra. Luego me llam, y hablme diciendo: Mira, los que salieron hacia la tierra del aquiln hicieron reposar mi espritu en la tierra del aquiln." Zac. 6:1-8.

Estos versos contienen una de las mas extraordinarias e importantes grficas profticas contenidas en las escrituras, y su verdadera interpretacin es para el alma acongojada, la revelacin de una trascendental historia de la iglesia. El primer smbolo que consideraremos es

--9--

Los "Montes de Bronce."

Siendo los dos montes compuestos de metal (bronce), ni la menor partcula de ellos puede ser destruida y llevada por las corrientes o los vientos. No importa lo que acontezca, los montes permanecern inmviles. Y como estos montes son smbolo de la iglesia Santa de Dios: (como se ve en las escrituras:" As dice el SeZor: Jerusaln sera llamada ciudad de verdad, Monte de Santidad" Zac.8:3), por lo tanto ellos deben representar la iglesia en un tiempo cuando ella sea capaz de resistir la tempestad--cuando sea lugar purificado propio para morada de su santa presencia, la cual como los montes denotan, es una poderosa fortaleza para sus Santos, un lugar de escondedero en contra del viento, y como acogida contra el turbin; como arroyos de agua en tiempo de sequedad, y como sombra de gran peZasco en tierra calurosa. Isa.32:2. "No habitara dentro de mi casa el que hace fraude, el que habla mentira no se afirmara delante de mis ojos." Sal.101:7.

Los hechos establecidos muestran que la habitacin de Dios en dos secciones separadas; pero el tiene una sola iglesia al tiempo dado. El valle entre los dos montes que es el espacio de donde salen los carros, representa el periodo de tiempo que media entre las dos poca en que aparece la santa organizacin que los montes representan.

Este solido fundamento es una estructura segura de la verdad que abarca la historia de la iglesia, culminando en

--10--

una leccin de verdad presente, de importantes consecuencias para cada uno. Solo si revela tal verdad podemos saber que nuestra interpretacin es inspirada divinamente, no "privada," y que soportara toda prueba Bblica. En prosecucin de este fin, ahora llegamos a la consideracin de

EL TIEMPO DE LA ACTUAL EXISTENCIA DE ESTOS MONTES.

Cuando el antiguo Israel sali de Egipto, "el SeZor iba delante de ellos de da en una columna de nube, para dirigirlos por el camino; y durante la noche en una columna de fuego, para alumbrarles; a fin de que anduviesen de da y de noche." Yen el lugar donde la nube paraba, all alojaban los hijos de Israel." Exo.13:21; Nm..9:17; Pero algunos aZos despus que el movimiento Israelita haba entrado a la "tierra prometida," Dios retiro su presencia personal de entre ellos, por el gran pecado del que rehusaron arrepentirse.

"Por lo cual trajo contra ellos al rey de los Caldeos, que. . . quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusaln, y consumieron al fuego todos sus palacios, y destruyeron todos sus vasos deseables. Los que quedaron del cuchillo, pasronlos a Babilonia; y fueron siervos de l y de sus hijos, hasta que vino el reino de los Persas." 2 Cro.36:17, 19, 20.

--11--

Sino fuera por el hecho que un incidente similar ocurre en la era Cristiana, tal vez tendramos que concluir sin ir mas adelante que los "dos montes" de "bronce" son smbolo de las dos secciones de la iglesia en el Antiguo Testamento. Pero en tanto que las Edades Obscuras, desde 538 D.C. hasta 1798 D.C. (Dan.5:25, Apo.12:6,14) el Santo Monte de Dios se divide en dos partes separadas; nos vemos obligados a probar desde otro angular el tiempo al cual se aplican estos figurativos "montes de bronce."

 

Esta profeca simblica nunca ha sido comprendida por ningn pueblo; y nunca puede haber sido cumplida sin ser revelada; (porque entonces su verdad habra sido inadaptable para el pueblo en el pasado y solo la mitad de eficaz para nosotros ahora). Necesariamente, entonces, su cumplimiento es todava futuro, en algn tiempo durante la ultima parte de la era Cristiana.

El metal del cual estn compuestos los "montes" debe representar lo que ha de formar lo que ellos representan. Explcitamente, el "bronce" debe revelar el pueblo que ha de componer dos secciones santas de la iglesia Cristiana.

En el segundo capitulo de Daniel, cuatro imperios estn simbolizados por una gran imagen metlica de oro, plata, bronce y hierro;--una profeca muy bien entendida de Babilonia, Medo-Persia, Grecia, y Roma.

--12--

El oro, siendo el primero en valor en el orden de los metales, es singularmente adoptado para simbolizar el primer imperio despus del diluvio. La plata, segunda en valor al oro, es el metal numero dos, y simboliza exactamente el segundo imperio, Medo-Persia. Mientras que el bronce,

siendo el tercero del oro, precisamente simboliza el tercer imperio, (Grecia), y por consiguiente tiene el valor numrico de tres.

As, siendo de bronce, los "montes" denotan que la iglesia que ellos simbolizan est en el perodo numero tres. Y el hecho de que hay un tercer perodo, presupone dos periodos precedentes, haciendo en todo, tres grandes divisiones del tiempo--la primera, desde la creacin hasta el diluvio; la segunda, desde el diluvio hasta la crucifixin de Cristo; y la tercera, de la crucifixin hasta su segunda venida. Por lo tanto la era Cristiana es a la que se aplican los simblicos "montes de bronce."

Necesariamente, entonces, el primero de los dos "montes" es smbolo de la primera iglesia Cristiana, llena del Espritu Santo, que existi antes de 538 D.C., y la ultima, de la iglesia Cristiana despus de 1798 D. C., cuando est, como estaba la primitiva iglesia Cristiana, apta para Morada Santa de Dios como se describe en las siguientes escrituras: "Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aqu que yo. . .tus ventanas pondr de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo. . .Y todos tus hijos sern enseZados de Jehov; y multiplicar la paz de tus hijos." Isa. 54:11-13.

--13--

Esta no puede ser, como algunos piensan, un smbolo de la Santa Ciudad, que "desciende del cielo de Dios" (Apo.21:2), porque la ciudad celestial tiene puertas "de perla" (Apo. 21:21), mientras que las puertas que describe Isaas son de "carbunclo." Por lo tanto, este lenguaje simblico puede ser descriptivo solamente del pueblo que ha de formar la casa espiritual de Dios. (Vease Efe.2:20-22). Todas sus "piedras" son de "inmaculados colores": todas son preciosas joyas. No basura, ni "cizaZa," ni "tibios" profesos hay entre sus huestes; ni puede haberlos, porque, como se puede ver fcilmente, por los "fundamentos" son figura de sus fundadores; por las "ventanas," por las cuales la luz brilla, sus profetas vivientes o videntes; y por las "puertas de carbunclo" sus "atalayas," que solamente han de dejar entrar a los que tienen derecho a entrar, y dejar afuera los otros. Y los "trminos de piedras de buen gusto" son los miembros que hermosean la casa. Claramente, entonces, solo "los que haban de ser salvos" formaran parte de ella.

"Con justicia sers adornada, estars lejos de opresin, porque no temars; y lejos de temor porque no se acercar a ti. Si alguno conspirare contra ti, ser sin m. El que contra ti conspirare, delante de ti caer. . .y t condenars toda lengua que se levantare contra ti en juicio." Isa.54:14, 15, 17

--14--

Esta iglesia predicha simblicamente no puede ser el Reino en la "Tierra Nueva," porque entonces no habr impos que se junten contra ella, mientras que contra esta iglesia se juntan los impos, a quienes ella "condenar." Y si ella ha de condenarlos, entonces ellos no son condenados antes de que se junten en contra de ella.

"Revestida de la armadura de la justicia de Cristo, la iglesia entrar en su conflicto final. "Hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejrcitos en orden" ha de salir a todo el mundo, vencedora y para vencer." Profetas y Reyes, p. 535.

"Revestida con la armadura completa de la luz y la justicia, entra en su conflicto final. La escoria, el material intil ser consumido, y la influencia de la verdad testifica ante el mundo de su carcter santificador y enobledor." Testimonios para Ministros, p. 17.

"Tus puertas estarn de continuo abiertas; no se serrarn de da ni de noche; para que sea trada a ti la fortaleza de las gentes, y sus reyes conducidos. Porque la gente o el reino que no te sirviere, perecern; y del todo sern asolados." Isa. 60:11, 12.

La iglesia descrita en estos pasajes obviamente no es la iglesia en su estado Laodicense--" ni fro ni caliente," y

--15--

por ser vomitada. (Apo.3:16). Y puesto que los montes de bronce ambos son iguales, sin distincin entre ellos, por lo tanto el segundo "monte," la prxima iglesia de Dios, no ser de menos poder y pureza que el que caracteriz al primer "monte," la primitiva iglesia Cristiana, se agarrar un vistazo de ella de las siguientes escrituras:

"Y como se cumplieron los da de Pentecosts, estaban todos unnimes juntos. Y fueron todos llenos del Espritu Santo. . . y fueron aZadidos a ellos aquel da como tres mil personas. Y el SeZor aZada cada da a la iglesia los que haban de ser salvos." Hech. 2:1, 4, 41, 47.

"Un cierto hombre llamado Ananas, con Safira su mujer vendi una posesin, y defraud el precio. . . Pero Pedro dijo, Ananas: porque ha llenado Satans tu corazn para que mientas al Espritu Santo y guardes parte del precio?. . . Y Ananas oyendo estas palabras cay y dio su espritu. . . Y pasado espacio como de tres horas, entr su mujer. Entonces Pedro le dijo: Dime: Como es que os habis puesto de acuerdo para tentar al Espritu del SeZor?. . . Entonces ella cay a sus pies y expir." Hech.5:1-3, 5, 7, 9, 10.

--16--

Hay alguna comparacin entre la iglesia descrita en Hechos y la del tiempo presente? Dnde est el poder del Espritu Santo en la iglesia de hoy? En la iglesia primitiva todos estaban llenos de l! En donde leemos de los Apstoles que trataran de levantar blancos financieros? Pero cuantas veces hemos odo que muchos de los que son trados a la iglesia hoy, se salen Y cuan pocos de los que permanecen estn verdaderamente convertidos a la Verdad. Porqu semejante perdida desastrosa, semejante perdida lastimosa? Y porqu tanta cizaZa sofocando el trigo? Jess dice: "Mas durmiendo los hombres, vino su enemigo, y sembr cizaZa entre el trigo, y se fue." Mat.13:25. Porque? Obviamente porque los atalayas en el muro de Sin estn dormidos. (Vease Testimonios, Vol. 5, pp. 217, 218. EspaZol).

Dando luz sobre esta condicin, el Espritu de Profeca dice: "Qu mayor engaZo puede penetrar en las mentes humanas que la confianza de que en ellos todo est bien cuando todo anda mal! El mensaje del Testigo Fiel encuentra al pueblo de Dios sumido en un triste engaZo, aunque crea sinceramente dicho engaZo. Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condicin espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condicin de ceguera, pobreza y miseria espirituales. Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error, porque es el Testigo Fiel

--17--

el que habla y su testimonio debe ser correcto. Joyas de los Testimonios, Vol. 1, pp. 327-328.

En tonos de trompeta, todos estos hechos evidentes declaran que la iglesia en su condicin actual tan diferente de la iglesia primitiva Cristiana, no puede, por lo tanto, ser ilustrada por el mismo smbolo que ella. As, puesto que la iglesia de hoy esta tan lejos de ser como la primitiva, como las tinieblas lo estn de la luz, la santa iglesia de Dios simbolizada por el segundo monte de bronce, debe estar todava en el futuro. Por consiguiente glorifiquemos a Dios que ahora dentro de nuestro alcance est la gloria de

La Iglesia Triunfante.

Cuando vendr a ser la iglesia realmente la habitacin de Dios? Por el esfuerzo humano es tan imposible traer tal cambio como secar el ocano. Solamente Dios puede hacerlo. Pero cuando l lo haga, ciertamente har una obra de limpieza:

"Y aventlos," dice l, "con aventador hasta las puertas de la tierra; desahij, desbarate mi pueblo; no se tornaron de sus caminos." Jer.15:7.

"Su aventador en su mano est, y aventar su era, y allegar su trigo en el alfol, y quemar la paja en fuego que nunca se apagar." Mat. 3:12.

"Vi que el SeZor estaba afilando su espada en el cielo para derribarlos.Ojal

--18--

que toda persona que profesa tibiamente su creencia pudiese comprender la obra de limpieza que Dios est por realizar entre su pueblo profeso!."Joyas de los Testimonios, Vol. 1, p. 66.

"El SeZor obrara para purificar su iglesia. Os digo, en verdad, que el SeZor est por trastornar las instituciones que llevan su nombre. No puedo decir exactamente cuan pronto ha de comenzar este proceso refinador, pero no ser diferido por mucho tiempo. Aquel cuyo aventador est en su mano limpiar su templo de su contaminacin moral. Purificar cabalmente su estrado." Testimonios para Ministros, p. 373.

"Ha llegado el tiempo de realizar esfuerzos valientes y denotados para desembarazar la iglesia del fango y suciedad que esta empaZando su pureza."Id., 450.

Mis hermanos no digan: "La visin que ste ve es para muchos das, y para lejanos tiempos profetiza ste." porque "se han acercado aquellos das, y la palabra de toda visin." Eze.12:27,23. "Por amor de Sin no callar," dice el SeZor, "y por amor de Jerusaln no he de parar, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salud se encienda como una antorcha." Isa.62:1.

"Pero los das de la purificacin de la iglesia se aproximan velozmente. Dios se propone tener un pueblo puro y leal. En el gran zarandeo que pronto se llevar a cabo

--19--

podremos medir ms exactamente la fuerza de Israel. . .Los que han confiado en el intelecto, el genio o el talento no estarn al frente de las tropas." Testimonios, Vol. 5, pp. 75, 76. EspaZol.

Cuando la Iglesia Est Propiamente Representada

Por El Monte.

Por medio del tiempo de esta solemne obra--un tema de primera importancia para la iglesia de Dios en esta hora critica--que est claramente establecido en la Biblia y el Espritu de Profeca, con todo, irnicamente, es un asunto en el que poco se piensa y tambin muy poco comprendido por el pueblo en la iglesia que le concierne. Por lo tanto a este punto investigamos ms en esto.

A solicitud de la Inspiracin el profeta Isaas escribi: "Porque Jehov juzgar con fuego y con su espada a toda carne; y los muertos de Jehov sern multiplicados. . .y enviar de los escapados de ellos a las gentes. . .y traern a todos vuestros hermanos. . .en vasos limpios a la casa de Jehov." Isa 66:16,19,20.

Note que estas palabras profticas dicen que los que "escapan" estando entre "los muertos de Jehov" sern enviados "a las naciones," y que ellos "publicaran [su] gloria entre las gentes. Y. . . traern a todos [sus] hermanos de entre todas las naciones."

--20--

Como esta gran obra de congregacin no puede ser hecha despus que el tiempo de gracia ha terminado, no debe dejar que el enemigo le engaZe "con buenas palabras y hermosos discursos." Muestrele que l no puede explicar estos pasajes inspirados de otra manera, y estar todava en armona con lo que el SeZor ha dicho en las siguientes escrituras como tambin en la siguiente declaracin del Espritu de Profeca:

"Mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo....debe llevarse a cabo una obra especial de purificacin, de liberacin del pecado entre el pueblo de Dios en la tierra... Entonces la iglesia que nuestro SeZor recibir para si sera una iglesia gloriosa, no teniendo mancha ni arruga, ni cosa semejante. Entonces ella aparecer como "el alba, hermosa como la luna, esclarecida como el sol, impotente como ejercito con banderas tremolantes." El Conflicto de los Siglos, p. 478.

Esta declaracin del Espritu de Profeca, tambin indica claramente que la purificacin toma lugar antes que termine la gracia, o "mientras prosigue el juicio investigador en el cielo," y que entonces la iglesia, limpia y sin mancha va por todo el mundo vencedora y para vencer. (Profetas y Reyes, p. 535).

Hermano, Hermana, no se levanten contra este mensaje de liberacin, engrosando as las filas del enemigo, que sembr la cizaZa en la iglesia, y que est determinado a mantenerla all, porque l sabe

--21--

que con una iglesia purificada, su poder ser quebrantado, y las barreras que el ha levantado contra ella sern rotas en fragmentos. En verdad, "Cuando el SeZor tiene luz para su pueblo, no es de esperar que Satans se quede tranquilo, sin hacer esfuerzos para impedirles que la reciban. El obrara en las mentes para excitar desconfianza, celos e incredulidad."--Joyas de los Testimonios, Vol. 2, p. 317.

De las evidencias tradas, el hecho descollante muestra que la purificacin tiene lugar antes que la obra del evangelio termine en cualquier parte del mundo: porque los que "escapan" la matanza son enviados a "traer a todos [sus] hermanos de todas las naciones, por presente a Jehov." Necesariamente, entonces, la consumacin de esta "obra especial de purificacin" precede al comienzo del "Fuerte pregn". Conclusiva y doble prueba de esto es que el Espritu de Profeca declara que: "el verdadero pueblo de Dios, que toma a pecho el espritu de la obra del SeZor... estar siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados. . .Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil..." Esta obra especial de purificacin y "sellamiento de los siervos de Dios es el mismo que se le mostr a Ezequiel en visin."--Joyas de los Testimonios, Vol. 1, p. 335; Testimonios para Ministros, p. 445.

La visin de Ezequiel revela que aquellos "que gimen y claman por las abominaciones que

--22--

se hacen en medio de ella," (la iglesia) son marcados, o sellados, y que los hombres con los "instrumentos para destruir" entonces "matad viejos, mozos, y vrgenes, niZos y mujeres" que no tienen la marca. Por lo tanto, la purificacin de la iglesia es una separacin de los pecadores del verdadero pueblo de Dios. Al tiempo de su cumplimiento, en un futuro inmediato, los 144,000 reciben el sello o marca, escapan la matanza, vienen a ser "siervos de Dios," y van a todas las naciones a terminar la obra. Esto los hace los "primeros frutos" de los vivientes que sern trasladados, y "todos sus hermanos" a quien ellos traen (la "la gran multitud" de Apocalipsis 7 verso 9), los segundos frutos de los vivientes que sern trasladados: porque donde no hay segundos frutos, no puede haber primeros. (Para ms luz sobre este tema, lease el Tratado No. 1, La Preundcima Hora" Extra).

Hermanos, debemos "gemir y clamar" contra los pecados que se hacen en la iglesia; no en contra del mensaje que tiene que sellarnos para la traslacin y que nos hace un pueblo propiamente simbolizado por los montes de bronce. Sus gemidos y lamentos, por las abominaciones que se hacen "en medio de ella," les haces elegibles para la "marca"; pero si usted intenta encubrir las abominaciones, caer bajo los instrumentos de matanza de los angeles. La iglesia ser purificada y limpiada y apta para ser la Habitacin de Dios. De ningn otro modo puede ser identificada como el

--23--

"monte de bronce," el smbolo de duracin. Esta es la iglesia que "entrar en su conflicto final," y con la cual el dragn sera "airado:" porque la "mujer" simblica y "su simiente," como un cuerpo, guardan los mandamientos de Dios y tiene el "testimonio de Jesucristo." Apo.12:17.

Habiendo aclarado completamente la primera parte del simbolismo de Zacaras, ahora demos atencin a

El Valle Entre Los Dos Montes.

 

Habiendo sido slidamente establecida la verdad que la iglesia Cristiana primitiva est simbolizada por uno de los "montes de bronce," y que la iglesia que termina la obra del evangelio, por el otro, entonces sigue como consecuencia lgica que el valle entre los dos montes, de donde salen los carros, debe ser smbolo del perodo desde una iglesia hasta la otra. El siguiente simbolismo, entonces, a considerar es

Los Cuatro Carros.

Dice el profeta Zacaras: "En aquel tiempo estar sobre las campanillas de los caballos SANTIDAD A JEHOV." Zac.14:20. Como smbolos para ilustrar varias lecciones, los caballos son empleados prominentemente en las Escrituras, siendo adaptados perfectamente en cada caso, por supuesto, a la circunstancia o situacin. Con respecto a esto los caballos representan pueblo, porque el sonido de sus "campanillas" es: "SANTIDAD

--24--

A JEHOV;" de aqu que "los movimientos espasmdicos y caprichosos de algunos que pretender ser cristianos, estn bien representados por la forma en que se mueven los caballos fuertes pero no domados. Cuando uno tira hacia adelante, el otro tira hacia atrs."--Testimonios para Ministros, pp. 489,490.

Estos "caballos" simblicos por lo tanto, cada uno representan cierta clase de pueblo en conexin con la iglesia. Y debido al hecho de que cada grupo esta conduciendo un carro, ellos pueden denotar nicamente una clase de lideres de la iglesia. Por consiguiente, los carros deben en alguna manera representan la membresia de la iglesia que los caballos simblicos estn dirigiendo. Adems, a la pregunta de Zacaras, "SeZor mo qu es esto? Y el ngel me respondi, y djome: Estos son los cuatro vientos de los cielos que salen de donde estn delante del SeZor de toda la tierra." Zac.6:4, 5. De aqu que estos simbolismos representan mensajes nacidos del cielo llevados por la iglesia a toda la tierra. Y puesto que el smbolo se define a si mismo, este contesta la pregunta:

Porqu Los Carros Un Smbolo De Una Iglesia?

Las Escrituras simbolizan la iglesia de Dios por medio de varios objetos terrenales. Por ejemplo: "Y sera que en aquel da," dice el SeZor, "que yo pondr a Jerusaln por piedra pesada a todos los pueblos, todos los que la carguen sern despedazados" Zac.12:3. "Y seras corona de gloria en la mano de Jehov." Isa.62:3, "Y

--25--

los siete candeleros que viste son las siete iglesias". Apo.1:20.

El mismo objeto no pueden caracterizar perfectamente la iglesia bajo las varias condiciones y circunstancias o relaciones. Por ejemplo, por un lado la iglesia que dio nacimiento a Cristo (Apo. 12:1, 2) no puede ser representada apropiadamente por un carro, sino por el contrario nicamente por una mujer, mientras que por otro lado la iglesia con la cual Dios quebrantar las naciones, no puede ser propiamente asemejada a una mujer, sino a una "piedra" (Dan.2:45), o a un "martillo."Jer.51:20. Para una iglesia en su obra de salvar almas, el smbolo mas apropiado es un "carro" y para su liderazgo, naturalmente los "caballos."

En este simbolismo que tenemos en vista, hay cuatro carros que identificar, por lo tanto debemos considerar cada uno por separado, comenzando con:

El Primer Carro.

El orden consecutivo de los carros indica una serie de eventos del evangelio. "En el primer carro haba caballos bermejos." Que el color rojo representa derramamiento de sangre, el Espritu de Profeca confirma: "En el trayecto encontramos un grupo...advert que el borde de sus vestiduras era rojo...pregunte a Jess quienes eran, y me respondi que eran mrtires que haban sido muertos por su nombre." Primeros Escritos, pp. 18,19. La franja roja en las ropas de esta compaZa

--26--

es emblema del martirio, obviamente, entonces, el color rojo de los "caballos" denota el martirio de los lideres de la iglesia antes del 538 D.C.

En respuesta a la pregunta de Zacaras, en cuanto a quienes eran los caballos y a donde iban, el ngel respondi: "En el que estaban los caballos negros, salieron hacia la tierra del aquiln; y los blancos salieron tras ellos; y los overos salieron hacia la tierra del medio da; y los rucios salieron y se afanaron por ir a recorrer la tierra." Zac.6:6, 7. Aunque la respuesta del ngel revela las respectivas direcciones hacia donde fueron los caballos negros, blancos, overos y rucios, no hace ni la mas ligera mencin de los caballos bermejos, remachando as la conclusin de que los caballos rojos o bermejos fueron martirizados y no fueron tan lejos en lo que respecta a su destinacin final. Establecido esto, nuestro siguiente paso, lgicamente, es identificar

El Segundo Carro.

"Y en el segundo carro haba caballos negros". Universalmente, el significado simblico de "negro" es esclavitud. As el martirio de la primitiva iglesia Cristiana fue seguido por las Edades Obscuras de la religin, desde 538 hasta 1798 D.C., es muy evidente que el carro con los caballos negros representa la iglesia y sus dirigentes durante este largo perodo proftico en la esclavitud de Roma Eclesistica. Este hecho se deduce de la explicacin de

--27--

la destinacin de los caballos: "Los caballos negros," dijo, ". . .salieron hacia la tierra del aquiln;" Y "la tierra del aquiln" es el termino Bblico para la antigua Babilonia, como se ve rpidamente de las siguientes escrituras:

"...as ha dicho el SeZor Jehov;...Traer...a Nabucodonosor rey de Babilonia,...del norte." Eze.26:7. De nuevo: cuando los Judos estaban regresando de Babilonia a Jerusaln, Dios habl por medio de su profeta Zacaras diciendo: "Eh, eh, huid de la tierra del aquiln." (Zac.2:6), identificando as a Babilonia como el "la tierra del aquiln." Pero como nosotros estamos tratando con el cumplimiento de la profeca en la era del Nuevo Testamento, el pas del norte en este caso debe ser la antitipica Babilonia--Roma Cristianizada--donde el pueblo de Dios fue durante el periodo del Nuevo Testamento. Establecida esta verdad concerniente al segundo carro, nos lleva a la exposicin de

El Tercer Carro.

"Y en el tercer carro haba caballos blancos." Puesto que el negro significa esclavitud, entonces el blanco, siendo color opuesto del negro, debe denotar libertad. Por consiguiente, los caballos blancos con su carro deben ser smbolo de la iglesia, despus del perodo de 1260 aZos de la tirana Romana. Dijo el ngel a Zacaras "Los blancos salieron tras" los caballos negros, a la tierra del aquiln. Por lo tanto el carro con caballos blancos

--28--

representa una iglesia libre, llevando un mensaje del cielo a la tierra del aquiln poco despus de 1798 D. C., en tiempo de libertad. El nico mensaje registrado en la historia es el del Movimiento Millerita, del cual leemos:

"A Guillermo Miller y sus colaboradores les fue encomendada la misin de predicar la amonestacin en Estados Unidos de Norteamrica. Dicho pas vino a ser el centro del gran movimiento adventista...Los escritos de Miller y de sus compaZeros se propagaron hasta en pases lejanos. A donde quiera que hubiesen penetrado misioneros all tambin fueron llevadas las alegres nuevas de la pronta venida de Cristo" El Conflicto de los Siglos, p. 417.

Pero aunque "los caballos blancos" salieron a la tierra del aquiln," los Milleritas, o "Primer Movimiento Adventista," no fue en respuesta a la llamada, "salid de ella Pueblo Mo." Esto se pone en claro por las propias palabras de Miller: "En todas mis labores nunca abrigue el deseo ni el pensamiento de fomentar inters distinto del de las denominaciones existentes, ni de favorecer a una a expensas de otra. Pens en ser til a todas." El Conflicto de los Siglos, p. 425.

La conclusin de esta revelacin es: "Mira, los que salieron a la tierra del aquiln, hicieron reposar Mi Espritu." Zac.6:8. Despus que el mensaje de amonestacin del movimiento Millerita haba sido rechazado por las iglesias, en cumplimiento de las palabras, "hicieron reposar Mi Espritu en la

--29--

tierra del aquiln," Dios retiro su Espritu de ellos, y como evidencia de esto, "el segundo ngel" anunci: "ha cado Babilonia." Apo.14:8.

La cadena anterior de hechos que rodean los primeros tres "carros" simblicos, muestran que la serie de eventos del evangelio que comprenden terminaron con el movimiento Millerita, en 1844 D.C. Y el hecho adicional que el color "blanco" de los "caballos" tambin denota pureza, muestra que el "tercer carro" es smbolo de la iglesia que de todas las siete iglesias es la nica que es blanca, sin condenacin-la iglesia de Filadelfia. (Apo.3:7).

 

La Palabra de Dios esta llena de significado; su insondable profundidad, y su verdad, como las olas que siempre se estrellan en la costa, baZando la costa de vida con sus ondas insensatez, una de las cuales trae el hecho de que la iglesia Millerita siendo llamada "Filadelfia" no fue meramente incidental. El nombre, significa "amor hermanable," fue divinamente designado, y en toda la era Cristiana no ser digno de ninguna otra iglesia que la Millerita--la nica que no es culpable de expulsar a sus hermanos por or el mensaje de Dios, o de restringir su libertad religiosa en investigar por s mismos cualquier verdad propuesta. Por lo tanto, solo esta es libre de la culpa y condenacin seZalada en el cargo del SeZor:

--30--

"Od palabra de Jehov, vosotros los que temblis a su palabra: Vuestros hermanos los que os aborrecen, y os niegan por causa de mi Nombre, dijeron: Glorifquese Jehov. Mas l se mostrar con alegra vuestra, y ellos sern confundidos." Isa.66:5. Estos condenados por el cielo, por elegirse jueces a s mismos vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis (Luc.11:52). Repetiremos: los Milleritas, o "Primer Movimiento Adventista," siendo el nico que nunca expulso a nadie de sus hermanos, es por consiguiente la nica iglesia que puede ser representada por el carro con caballos blancos, y la nica que merece el nombre "Filadelfia"--"con amor hermanable."

Todas las siete de estas iglesias antitpicas (Rev.2 y 3) comenzaron bien, pero tarde o temprano Satans tuvo xito trayendo a cada una en sucesin un diluvio de agencias satnicas (figurativamente, la "cizaZa") con aspecto de profesos creyentes de la Verdad. Especialmente ha sido as con el ministerio, por medio del cual l ha podido descarriar iglesias enteras. Y siempre que algunos de los miembros han rehusado seguir el liderazgo del hombre en lugar del de Cristo, han sido expulsados. Verdaderamente, siempre que Dios ha enviado un mensaje a su iglesia, el ministerio, en vez de estar a favor del mensajero y ayudar para que el mensaje llegue al pueblo, ha peleado en contra de l, estorbando el camino, casi como una unidad, para que el mensaje no llegue al pueblo. Mostrando como el ministerio trat de poner un extinguidor al

--31--

"Primer Mensaje Adventista," y como ellos persiguieron a los laicos que se arriesgaron a atender la predicacin de Miller, la historia de la iglesia dice:

"Pero cuando los ministros y los directores de aquellas se declararon contra la doctrina del advenimiento y quisieron sofocar el nuevo movimiento, no solo se opusieron a ella desde el plpito, sino que ademas negaron a sus miembros el derecho de asistir a predicaciones sobre ella y hasta hablar de sus esperanzas en las reuniones de edificacin mutua en la iglesia." "...Fueron sin embargo comparativamente pocos los ministros que aceptaron el mensaje; por eso la proclamacin de este fue confiada en gran parte a humildes laicos. Los agricultores abandonaron sus campos, los artesanos sus herramientas, los comerciantes sus negocios, los profesionales sus puestos y no obstante el nmero de los obreros era pequeZo comparado con la obra que haba de hacerse."--El Conflicto de los Siglos, 425, 426, 418.

 

"La obra no descansaba en la sabidura y los conocimientos humanos; sino en el poder de Dios. No fueron los de mayor talento, sino los mas humildes y piadosos los que oyeron y obedecieron primero el llamamiento....Los que anteriormente haban encabezado la causa fueron los ltimos en unirse a este movimiento. El Conflicto de los Siglos, p .453. "La circunstancia de ser predicado el mensaje mayormente por laicos, se presentaba como argumento desfavorable. Como antiguamente, se oponan al testimonio claro de la Palabra de Dios con la pregunta: Ha credo en el alguno de los Prncipes , o de los Fariseos?...Multitudes que confiaban implcitamente en sus pastores, se negaron a escuchar el aviso,

--32--

y otros, aunque convencidos de la verdad,, no se atrevan a proclamarlo, por no ser echados de las sinagoga.--El Conflicto de los Siglos, p. 430.

"...Los verdaderos seguidores de Cristo... no esperan hasta que la verdad se haga popular. Convencidos como lo estn de su deber, aceptan resueltamente la cruz."--El Conflicto de los Siglos, p. 513 "Los tibios y superficiales no podan seguir apoyandose en la fe de sus hermanos"--El Conflicto de los Siglos, p. 446. "En lugar de ponerlo todo en tela de juicio y entregarse a cavilaciones acerca de cosas que no entienden, presten atencin a la luz que ya esta brillando en ellos y recibirn aun mas luz."--El Conflicto de los Siglos, p. 583.

"Siempre ha habido una categora de personas que profesan santidad, y que en lugar de procurar crecer en el conocimiento de la verdad, hacen consistir su religin en buscar alguna falta en el carcter de aquellos con quien no estn de acuerdo, o algn error en su credo. Son los mejores agentes de Satans."--El Conflicto de los Siglos p. 573.

"Todos los que buscan motivos de duda los encontraran. Y todos los que rehsan aceptar la Palabra de Dios y obedecerla antes que toda objecin haya sido apartada y que no se encuentre mas motivos de duda, no llegaran jamas a la luz."--El Conflicto de los Siglos, p. 582.

De todas "las siete iglesias" (Apo.2 y 3), solamente la iglesia de Filadelfia (la Millerita), no observ estas mismas practicas satnicas. Siempre fiel a Dios, cerr su breve pero inmaculada carrera en 1844, su

--33--

seZalado destino. Habiendo vivido su vida entera bajo la supervisin personal de su fundador, nunca fue remodelada. Siendo as sin condenacin, como es perfectamente ilustrada por el tercer "carro" y sus "caballos blancos," se destaca en denodado relieve al siguiente movimiento, representado por

El Cuarto Carro.

Puesto que los primeros tres "carros" abarcan la historia de la iglesia hasta 1844 D.C., el cuarto debe representar la siguiente iglesia--sucesora a la Millerita, o la iglesia Filadelfia. La ltima de las "siete iglesias," la iglesia de "Laodicea," necesariamente, entonces, es la que est simbolizada por el cuarto "carro."

En medio de la confusin multisectaria que se extiende en todo el Cristianismo el tiempo actual, puede parecer difcil separar a los Laodicenses de entre el resto. Pero el gran DiseZador de tipos y smbolos, Aquel que mira el fin desde el principio, previ as precisamente cual sera la condicin y la obra de la ultima de las "siete iglesias," por lo tanto por su Palabra, podemos escoger esta iglesia de entre la multitud de iglesias, y ponerla como un faro, alumbrando en la hora mas tenebrosa de la noche.

Pero aunque Satans hizo esfuerzos determinados para aplicar mal el nombre "Filadelfia," y obscurecerla de la vista

--34--

y hacer que pasara desapercibida, as l ha confundido el

El Nombre Del Ultimo Carro.

As como el nombre "Filadelfia" se ajusta nicamente a una iglesia, y solo a uno de los carros, as el nombre "Laodicenses" puede lgicamente ajustarse solo a uno de los carro y solo a una denominacin. La palabra, misma, se deriva de la palabra Griega: Lego-dikean, que significa, "declarando juicio." Despus del evento de la iglesia Filadelfia, debe haber por tanto una iglesia declarando juicio. Y es un hecho histrico que en 1844 D. C., el mismo aZo que el movimiento Millerita lleg al fin de su curso seZalado, un nuevo movimiento, la denominacin Adventista del sptimo Da, surgi proclamando: "Temed a Dios y dadle honra, porque la hora de su juicio es venida" Apo.14:7.

A pesar de la historia poco envidiable de la iglesia de Laodicea, la fundadora de este movimiento, diferente a los otros fundadores de otros movimientos, honestamente declara en Joyas de los Testimonios, Vol. 1, p. 327: "El mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios."--los Adventistas del Sptimo Da. Declarando el juicio, tambin por estar en la desvirtuada condicin descrita, la iglesia Adventista del sptimo Da, es la nica que correctamente puede ser llamada "Laodicea,"--Declarando Juicio. Que perfecto ajuste entre la descripcin y la condicin!

"Engrandeced a Jehov conmigo, y ensalcemos su Nombre a una," porque l "magnifico [su] nombre, y tu dicho sobre todas las cosas." Sal. 34:3; 138:2.

Puesto que ambos el tercer carro y la iglesia Filadelfia han sido identificados como representantes del Movimiento de Miller, y tambin puesto que la iglesia de Laodicea ha sido identificada como representante del movimiento Adventista del Sptimo Da, entonces incontrovertiblemente ocurre que el "cuarto carro," el ltimo de los carros, es smbolo de la iglesia Adventista del Sptimo Da--Laodicea.

 

Ahora si esta aplicacin del "carro" est equivocada, la simple y positiva prueba es, por supuesto, que esta no puede hacerse apropiadamente para que se ajuste a la iglesia Adventista del Sptimo Da, pero si est correcta, entonces, por la misma prueba, esta no puede hacerse apropiadamente para que se ajuste a ninguna otra sino a la iglesia Adventista: porque los smbolos divinos estn trazados perfectamente para que se ajusten nicamente a un objeto. Por lo tanto la prueba final de la interpretacin aqu dada, es la conclusin de la parte paradogica del simbolismo--

Los Caballos Overos (grises) Y Los Rucios (bayos)--

Un Doble Liderazgo.

Y en el "cuarto carro" haba "caballos grises y bayos." La parte anormal de esta profeca simblica es, manifestadamente, que el cuarto carro, a diferencia de los otros tres, tiene una doble pareja de caballos. Pero

--36--

lo ms impresionante de todo el simbolismo, es el hecho paradjico que los grises salieron "hacia la tierra del medioda (al Pas del Sur), y los bayos salieron y se afanaron por recorrer la tierra." Zac.6:6, 7. Los grises salieron para una direccin, y los bayos, para otra, y con todo ambos estn jalando el mismo carro.

Obviamente, entonces, esta extraZa circunstancia debe encerrar una leccin singular de Verdad Presente, de gran importancia para la iglesia de Dios en la hora actual, cuando la visin ha sido abierta y la verdad revelada, el tiempo en que la iglesia est confrontando un problema tan extraZo y perplejo que la sabidura humana no es capaz de resolver.

Las diferentes parejas de caballos uncidas al cuarto carro, cada una jalando en diferente direccin una de la otra, muestra no solo que hay un doble liderazgo en la iglesia de Laodicea, sino tambin que una se opone a la otra en carcter como tambin en propsito. Siendo extraZa esta condicin, el sabio la considerar bien. Mirando que la Palabra de Dios lo ha hablado, y que el smbolo describe perfectamente el contexto que, ante sus mismos ojos, est tomando lugar, tenazmente se asirn de la Verdad.

Ahora para la explicacin de la parte climtica y enigmtica de esta simbolizacin, debemos ir al registro del pasado y presente de la iglesia de Laodicea. Como el

--37--

mensaje para cada iglesia esta dirigido al "ngel" que tiene a cargo el candelero, (la iglesia Apo.1:20), Juan fue instruido: "Escribe al ngel de la iglesia en Laodicea." Apo.3:14. Pero este "ngel" no puede ser un ngel celestial, porque el es hallado falto: "Ni fro ni caliente," sino "cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo" "y no lo sabe." Apo.3:16,17. Qu ms puede ser este ngel sino un ngel terrenal que se le dio cargo sobre el "candelero"? Claramente, entonces, l y el siervo" a quien el SeZor puso sobre su familia para que les diera alimento a su tiempo" (Mat.24:45) son idnticos, ambos, representan claramente los dirigentes de la iglesia, no la membresa.

Cualquiera que tenga un conocimiento razonable de las Escrituras, debera saber que Dios no puede terminar su obra en la tierra con un liderazgo "cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudos;" y lo que es peor, que ni siquiera conocen su condicin. Los que excusan la abrumadora maldad en todas partes, no son el verdadero pueblo de Dios; son la "cizaZa," la semilla del malo.

"El mensaje que Dios manda por medio de sus siervos," dice el Espritu de Profeca, "sera burlado y escarnecido por los pastores infieles que hoyan con sus pies el alimento y la pastura, dando al rebaZo como alimento lo que ellos han contaminado. " Ay

--38--

de vosotros los pastores que destrus, y dispersis las ovejas de mis pastos. Dice el SeZor." Review and Herald, Junio 25, 1901.

En vista de este hecho triste, Dios debe tener un segundo liderazgo para terminar su grandiosa obra desde que el mundo comenz. De este segundo grupo de siervos, leemos: "Y vi otro ngel que suba del nacimiento del sol teniendo el sello del Dios viviente y clamo en alta voz a los cuatro angeles, . . .diciendo, no hagis daZo ni a la tierra ni a la mar, ni a los arboles, hasta que seZalemos a los siervos de nuestro Dios en sus frentes." "Y en sus bocas no ha sido hallado engaZo, porque son sin macula delante de trono de Dios." Apo.7:2, 3; 14:5.

As por testimonio y por smbolo, la Palabra de Dios trae a la vista dos diferentes clases de "siervos"-- unos "tibios" y los otros "sin falta."

Tan importante es este tema que el Espritu de Profeca nos da luz aun en otro aspecto de l:

"Pero los das de la purificacin de la iglesia se aproximan velozmente. Dios se propone tener un pueblo puro y leal. . .Los que han confiado en el intelecto, el genio o el talento no estarn entonces al frente de las tropas."--Testimonios, Vol. 5, pp.75, 76.

El hecho de que nuestras conferencias otorgan licencias ministeriales solamente a los graduados en colegios, muestra que ellos estn confiando en sabidura

--39--

humana--sabidura que Dios no puede usar mas ahora, que lo que la us cuando Moiss la exhibi. Y el hecho que ellos han estado siguiendo este curso fatuo por aZos, es otra evidencia inequvoca en la prueba que el ministerio en el presente tiempo est ejercido por hombres que Dios no puede usar, no solo por que son independientes de l, sino tambin porque en contra de la voluntad de Dios han mantenido fuera de la obra a los que l puede usar.

"Dejeme decirle, si su corazn est en la obra, y tiene fe en Dios, no necesita depender de la sancin de ningn ministro o ningn pueblo: si usted va a trabajar en el nombre del SeZor, en una manera humilde haciendo lo que puede para enseZar la verdad, Dios le vindicar.

"Si la obra no hubiera sido tan restringida

--40--

por un impedimento aqu, y un impedimento all, y otro impedimento por otro lado, hubiera avanzado en su majestad. Hubiera avanzado dbil al principio; pero el Dios de los cielos vive!"--Review and Herald, Abril 16, 1901.

No fue hasta que Pablo olvido toda confianza en la sabidura humana, teniendola como perdida por Cristo, que Dios pudo exaltarlo en su mano poderosa. "As que , hermanos," dice el gran apstol, ". . .no fui con altivez de palabra, o de sabidura, a anunciaros el testimonio de Cristo." 1 Cor.2:1. Pero a diferencia del humilde Pablo, los grandes hombres en la iglesia hoy "son autosuficientes, se han independizado de Dios , y el no puede usarlos. . .El llamado para hacer esta grande y solemne obra se hizo," desde 1844, a hombres eruditos y de elevada posicin si estos no hubieran tenido una opinin tan elevada de s mismos y hubieran confiado completamente en el SeZor, l los hubiera honrado permitindoles llevar su estandarte triunfantemente hasta la victoria. Pero se separaron de Dios, cedieron a la influencia del mundo, y el SeZor los rechaz."--Testimonios, Vol. 5, pp. 76, 77. EspaZol.

Pero "el SeZor tiene siervos fieles quienes se han de manifestar en la hora de zarandeo, y prueba. Hay almas preciosas, ocultas por el momento, que no han postrado ante Baal. No han tenido la luz que con deslumbrante resplandor ha brillando concentradamente sobre nosotros. Pero puede ser que bajo un exterior algo

--41--

spero y no muy llamativo se revele el brillo de un carcter Cristiano genuino."--Testimonios, Vol. 5, pp. 76. EspaZol.

As en su perfecta armona mutua, la Biblia y el Espritu de Profeca una vez mas se exaltan el uno al otro, y aclaran la paradoja del cuarto carro--con su doble tirada de caballos cada uno de los

cuales, como lo revelan sus colores y propsitos, es enemigo en carcter, principio y objetivo; cada uno reclamando el derecho al carro. Luchando por mantenerlo en la tierra del medioda--el pas del sur (Egipto) donde estn ciegamente "sentados en sus heces," los grises, el liderazgo a la cabeza del carro, "dicen en su corazn, el SeZor no har bien ni mal. Sera por tanto saqueada su hacienda y sus casas asoladas." Sof.1:12, 13. Mientras que los bayos (rucios rodados), el liderazgo que est detrs de los grises, (overos), se afanan por ir y recorrer la tierra.

Los primeros (grises) dicen: "El SeZor es misericordioso para visitar su pueblo en juicio" el cumplimiento de Ezequiel 9 sobre ellos, mientras los ltimos gimen y claman por las abominaciones que se hacen en medio de ella. As que mientras estn detrs de los caballos grises hay un clamor de la visitacin de Dios, al frente de los bayos, hay un clamor de "paz y seguridad...dado por hombres que no volvern a elevar la voz como trompeta para mostrar al pueblo de Dios sus trasgresiones y a la casa de Jacob sus pecados. Estos perros mudos, que no queran ladrar," dice la fundadora de la iglesia, "son los

--42--

que sienten la justa venganza de un Dios ofendido. Hombres, jvenes y niZitos, todos perecen juntos."--Testimonios, Vol. 5, p. 196. EspaZol. Y Joyas de los Testimonios, Vol. 2, pp. 65, 66.

Mientras que por un lado, entonces, profticamente miramos el fracaso de los caballos grises para mantener control del carro (iglesia) por descuidar su deber, por otro lado vemos los caballos bayos ambas proftica y realmente alistandose para tomar posesin del carro al tiempo asignado; o, como el ngel, hablando en tiempo proftico pasado, lo explic: ellos "se afanaron por ir a recorrer la tierra." Zac, 6:7.

Diferentes en color, los dos grupos son smbolo de dos clases de siervos diferentes en carcter. La primera clase (los grises) son "hombres de conocimiento y posicin," pero "son autosuficientes, se han independizado de Dios, y l no puede usarlos." Los ltimos (los bayos) aquellos a quienes "l SeZor levantar y exaltar en nuestro medio,"son "aquellos que son enseZados por la uncin de su Espritu en vez de por la enseZanza de instituciones cientficas. . .Dios revelar que l no depende de mortales doctos y vanidosos."--Testimonios, Vol. 5, pp. 77, 78. EspaZol.

Esta ltima clase, adems, tienen "el brillo de un carcter Cristiano genuino," "pero puede ser que bajo un exterior algo spero y no muy llamativo,"--sin estar barnizado por la as llamada "alta educacin." "Dios usar hombres para el cumplimiento de su

--43--

propsito a quienes algunos de los hermanos rechazaran como incapaces de ser envueltos en la obra."--Review and Heral, Feb. 9, 1885. "Y yo juntar el resto de mis ovejas de todas las tierras adonde las ech, y harlas volver a sus moradas; y crecern y se multiplicarn. Y pondr entre ellas pastores que las apacienten; y no temern ms, ni se asombrarn, ni sern menoscabadas, dice Jehov." Jer.23:3, 4.

Aunque estos siervos de Dios, que sern manifestados a la vista durante la purificacin de la iglesia, "no han tenido la luz que con deslumbrante resplandor ha brillando concentradamente" sobre los otros, con todo se dice de ellos: "Aquellos que han sido tmidos y vacilante en la iglesia llagarn a ser como David-- dispuesto a trabajar y arriesgarse. . .Entonces la iglesia de Cristo aparecer hermosa como la luna, esclarecida como el sol imponente como ejrcitos en orden" "ha de salir a todo el mundo vencedora y para vencer."--Testimonios, Vol. 5, p. 77. EspaZol; Profetas y Reyes, p. 535.

En dnde ms en todo el Cristianismo, excepto en la Denominacin Adventista del Sptimo Da (la iglesia de Laodicea), se ha de encontrar el cumplimiento de la historia proftica de la iglesia revelada en este estudio? Si esta alarmante revelacin de verdad presente, clara y cierta como el conflicto mismo entre el Bien y el Mal, no llega al corazn Laodicense,

--44--

entonces nada puede alcanzarlo jamas. O, Hermano, hermana, no sea engaZado: si esto no llega a su corazn ahora en tiempo para salvarle del mal que ha de venir, seguramente le sobrecoger eventualmente, pero entonces solo para destruirle, no para salvarle. As que no permanesca mas con los caballos grises en Egipto, pues de ser as perecer ah con ellos mientras

Los Caballos Bayos Llevan El Carro

A La Tierra Prometida.

Mirando que el carro es arrastrado por ambos grupos, cada uno jalando en diferente direccin uno del otro, obviamente ambos no pueden ganar sin quebrar el carro en dos, dejandolo as arruinado e inservible. Por lo tanto, un par o el otro debe ser cortado de la pista. Y el hecho que los bayos (los "caballos fuertes" Zacaras 6:3 margen del verso 3) son los que "recorren la tierra" mientras que los grises se quedan en Egipto, muestra que los bayos solos poseern el carro y llevaran de Egipto a la tierra prometida.

Aunque esta notable simbolizacin proftica, ahora rebelada completamente, era simplemente otra profeca desconocida cuando La Vara del Pastor, Vol. 1 fue publicado y enviado a la denominacin Adventista del Sptimo Da en 1930, con todo en su importante mensaje a Laodicea (declarando que la profeca del captulo nueve de Ezequiel est al borde de su cumplimiento, y que los que escapen la "matanza" compondrn el futuro liderazgo de la iglesia),

la tragedia de la amonestacin

--45--

en esta paradoja singular aqu revelada, fue anticipada. Vemos as que desde el mero comienzo, La Vara del Pastor, proyectando una visin anticipada del mismo problema critico que se encuentra en la amonestacin--Paradjica aqu revelada, fue publicada en una pre-clarificacin de la profeca de Zacaras. Y, recprocamente, esta notable prediccin no solamente hace que la Palabra de Dios aparezca mas maravillosa que nunca antes, sino tambin apoya el mensaje de La Vara del Pastor, y revela el resultado de la desconcertante dificultad ante nosotros, tal cual nunca haba ocurrido en la historia de la iglesia .

Aunque los lideres de la denominacin Adventista estn determinados a arrojar de la iglesia a todos los que creen en el mensaje de La Vara del Pastor, ellos estn tratando de hacerlo aparecer que los seguidores de La Vara estn jalando por ellos mismos. Sin embargo, la verdad Paradjica muestra que ellos han de poseer "el carro," y el rehusarse a dejar la iglesia demuestra en realidad la certeza de que solo los caballos bayos llevarn el carro a su destino--a "recorrer la tierra."

La revelacin de esta amonestacin Paradjica tambin demuestra que Dios controla las Escrituras y las trae a la luz exactamente al tiempo que su pueblo necesita saber por que camino tomar. Y ahora, habiendo encontrado el camino, hagamos como hicieron los apstoles, permanecer en la iglesia hasta que se nos diga,

--46--

"Id, recorred la tierra." Habiendo hecho as nuestra parte, se dir de nosotros: "Huyeron, huyeron reyes de ejrcitos, Y las que se quedaban en casa (iglesia) partan los despojos. Bien que fuisteis echados entre los tiestos, seris como las alas de la paloma cubierta de plata, Y sus plumas con amarillez de oro." Sal.68:12, 13.

As que mientras los caballos bayos estn alistandose para "recorrer la tierra," los grises se estn esforzando por echar a patadas a los bayos lejos del carro y mantenerlo en

La Tierra Del Medioda--El Pas Del Sur.

Para determinar el significado antitipico del "pas del sur," consultemos el Apocalipsis: "Y dar a mis dos testigos, y ellos profetizarn por mil doscientos sesenta das, vestidos de sacos. Y cuando ellos hubieren acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo har guerra contra ellos, y los vencer y los matar. Y sus cuerpos sern echados en las plazas de la grande ciudad, que espiritualmente se llama Sodoma y Egipto, donde tambin nuestro SeZor fue crucificado." Apo.11:3, 7, 8.

"Los dos testigos", dice el Espritu de Profeca, "representan las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento....siguieron dando su testimonio durante

--47--

todo el perodo de 1260 aZos...El perodo en el que los dos testigos iban a testificar vestidos de sacos termin en 1798...En 1793 haba promulgado la Asamblea francesa los decretos que abolan la religin Cristiana y desechaban la Biblia [o mataron a los dos testigos]."--El Conflicto de los Siglos, pp. 310, 311, 331.

Por lo tanto, desde que el ateo gobierno Francs en 1793 es llamado en las Escrituras "Sodoma y Egipto, donde tambin nuestro SeZor fue crucificado," el antiguo Egipto "el pas del sur,"--es smbolo de nuestro mundo presente en general, donde "nuestro SeZor fue Crucificado." Por consiguiente, aunque "los caballos negros y los blancos" salieron "al pas del norte" (el Cristianismo), "los caballos grises" salieron "al pas del sur" (el mundo).

En notable corroboracin de esta fase particular de la profeca, la denominacin Adventista del Sptimo Da, despus del chasco en 1844, sali en cumplimiento de la siguiente comisin divina: "Necesario es que otra vez profetices a muchos pueblos y gentes y lenguas y reyes." Apo.10:11.

As "la palabra proftica mas permanente," sostenida en detalle por la historia de la iglesia , establece el hecho que el mensaje de la denominacin Adventista del Sptimo Da ha ido al mundo--Egipto. He aqu el peligro del "cuarto carro"(los A. S. D.) No es de ir a Babilonia, sino por el contrario a Egipto.

--48--

En ms amplia confirmacin de este claro y alarmante hecho proftico, el Espritu de Profeca dice: "Me lleno de tristeza cuando pienso en nuestra condicin como pueblo...La iglesia ha dejado de seguir en pos Cristo su lder, y esta retrocediendo firmemente a Egipto. Sin embargo pocos estn alarmados o sorprendidos por su falta de poder espiritual."--Testimonios, Vol. 5, p. 201. EspaZol. O Servicio Cristiano, p. 49, 50.

Pero algunos con el habito ficticio del avestruz de enterrar su cabeza para esquivar el peligro gritan desde debajo de la arena, como si fuera, "no hay peligro. Este movimiento triunfar." Pero la mejor evidencia que el gran objetivo del movimiento Adventista del Sptimo Da est en el mas grave peligro de caer, es el profundo inters mostrado por el presidente de la Conferencia General, en un discurso publicado en la Review and Herald, Octubre 14, 1937, el cual citamos en parte como sigue:

"Declaro solemnemente que hay fuerzas e influencias trabajando las cuales, si no se contrarrestan, nos volvern tan faltos de preparacin para la segunda venida de Cristo como estaba Israel en su primer advenimiento. No nos equivoquemos acerca de esto. Yo veo esas influencias trabajando. El espritu de Saducesmo est trabajando como levadura, y quiero levantar mi voz en ferviente peticin para que vosotros puedas encargaros de que la puerta est cerrada contra tal intromisin....Los convoco a todos a unirse en la batalla contra el espritu de Saducesmo, el espritu de conformidad mundana, el espritu

--49--

que, si se lo permite, destruir y cambiar completamente el espritu y propsito de este movimiento...Tambin viene a mi esta pregunta: Estamos nosotros en defensa de esos grandes principios de verdad que Dios nos ha encomendado, permitiendo que el manto caiga de nuestros propios hombros a los hombros de otros? Vamos a permitir que otros tomen nuestros lugares, y llamen al mundo a la reformacin sobre algunas de estas lineas?

"El Objetivo Del Movimiento En La Balanza"

"Yo creo que debemos afanarnos poderosamente. Este no es un tiempo ordinario. Estos tiempos demandan algo inusual. Quiero pararme aqu ante ustedes hoy como uno que cree, y que cree profunda, seria y fervorosamente, que todo el propsito y objetivo de este movimiento hoy esta en la balanza. Es para nosotros poner los platillos de las balanzas del lado justo. . .

"Les digo, mis amigos, con toda seriedad, que hoy muchos de nuestros jvenes estn confusos, y su fe es debilitada por lo que ven y oyen. No saban esto? No es la verdad? Puede ser una infalible verdad, pero muchos de nuestros jvenes hoy da no creen en el Espritu de Profeca por la inconsistencia que ellos miran en las vidas de aquellos que deberan ser sus lderes. Si queremos que los jvenes crean, debemos darles el ejemplo en fe y practica.

--50--

"Yo creo que ha llegado el tiempo cuando el dar el buen ejemplo tiene que ser un desafo para todo nuestro pueblo. No esta bien que aparezcamos ante el mundo bajo cierto aspecto de luz y luego acomodar nuestro curso y proposito de acuerdo a otra poltica. Oh, pueda Dios ayudarnos a regresar a la sencillez y fe, a la obediencia y practica de lo recto. La mayora de nuestro pueblo conoce las normas como se enseZan en el Espritu de Profeca, y cuando nos miran violandolas con nuestra practica, pierden la fe, no solamente en los Testimonios, sino tambin en nuestros lideres. Seamos lideres consientes. Practiquemos lo que predicamos...

"No son los asaltos de nuestros enemigos lo que yo temo. No,...lo que yo temo es nuestro propio desvi del curso verdadero. Eso es lo mas duro con que tenemos que luchar...

"Somos el pueblo mas necesitado en la tierra. Mis amigos, necesitamos que se haga algo extraordinario por nosotros. Una gran procesin esta avanzando hacia el reino. Estamos guiando las fuerzas de Dios en la direccin correcta?

"Amenazados Por La Conformidad Mundana"

"Yo creo que el espritu de la sociedad, el espritu del mundo, ha venido en muchas maneras a nosotros. No quiero que piensen que estoy desanimado acerca de nuestra perspectiva. No, gracias a Dios, yo se que este movimiento avanzara triunfante y victoriosamente. Sin embargo yo siento

--51--

que seria negligencia de mi parte si dejara de mostrar algunas seZales de peligro en el camino, y a las cuales yo creo debemos dar atencin.

"Deseo repetir que algunos de nuestros padres de familia estn acongojados tratando de mantener la fe de sus hijos e hijas por algunas cosas que se enseZan en nuestros salones de clases. Ellos vienen a decirnos que algunos maestros de Biblia rehsan permitir a los estudiantes que lean de "El Deseado de todas las Gentes" en una clase sobre la vida de Cristo. Algunos vienen y dicen que el Espritu de Profeca es desacreditado en el entendimiento y creencia de sus hijos e hijas por las interpretaciones de historia que ellos reciben, que esas interpretaciones con frecuencia son hechas para desacreditar las sencillas declaraciones del Espritu de Profeca.

"Hay otra cosa que yo creo necesita atencin. Tiene que ver con la vida social y las actividades en nuestras instituciones educativas. Los directores necesitan dar mas cuidado y atencin a algunos de estos asuntos. Creo que estamos desarrollando en algunos de nuestros centros educativos una aristocracia en la indumentaria que avergenza a los padres de algunos niZos. Los directores permiten a los jvenes adoptar un estilo de vestir que establece la norma para todos los estudiantes, y si ellos no se conforman, los padres y los estudiantes son avergonzados. Con frecuencia esto resulta meramente en un desfile de modas mundanas y conformidad mundana. Quiero levantar mi

--52--

voz contra esto hoy, y apelarles a detener esa tendencia.

* * *

"Muchsimos de nuestros jvenes hoy estn siendo guiados a la conformidad mundana por algunos lderes que se estn adhiriendo ellos mismos a la forma de diversin y placer mundanos. Mis amigos, yo deseo que nuestros jvenes puedan ser mantenidos lejos de estas fiestas en la playa y desfiles desnudos y cines o teatros y cualquier otro lugar cuestionable donde no deben concurrir, pero donde son llevados algunas veces por sus lideres. Yo creo que es el deber de cada junta de la escuela y cada facultad educativa tomar medidas para cambiar estas cosas. Cuan lejos podemos ir en este asunto de conformidad mundana? Hagamoslo con el espritu de compromiso. No seamos como ese pueblo antiguo que permiti que sus creencias religiosas fueran envenenadas por el contacto con el mundo que ellos fueron incapaces de reconocer al propio Mesas cuando l apareci.

"Reconoceran este movimiento hoy sus fundadores si resucitaran? Reconoceran el movimiento que ellos comenzaron en este mundo y lo pasaron a sus sucesores? Lo Reconoceran realmente? Para mi, esta es una desafiante e importante pregunta. Algunos podrn decir, Oh ellos eran anticuados! Ellos estaban fuera de moda. Ellos estaban totalmente retrasados en el tiempo. Hoy, las normas han cambiado. Esa es una expresin favorita

--53--

para algunos, pero yo no lo creo. Yo sostengo que toda norma correcta y verdadera y propia que ha prevalecido y se basa en la Palabra de Dios, es tan vital hoy como lo fue siempre. Yo no soy de los que esta dispuesto a admitir que las normas han cambiado. Ese argumento sugiere que nosotros hoy hemos rebajado las normas, y es usado nicamente por los que quieren bajar las normas. Mientras mas nos acercamos al reino de Dios, debiramos tener normas ms altas.

* * *

"Si Jess estuviera hoy aqu Nos reconocera? En verdad yo puedo decir, Le reconoceramos nosotros a l? Oh, yo espero que las irrupciones de la corrupcin mundana y venenosa no hayan prevalecido hasta el grado que ni Jess nos reconocera! Me siento muy solemne y muy serio cuando pienso sobre estas cosas.

* * *

"Mis amigos, realmente me preocupan estas tendencias y su rumbo. Confieso mi gran ansiedad por esto. Aqu estamos hoy, un grupo de lideres, y cundo salgamos de este lugar, adnde vamos a regresar? Vamos a encontrar miles de nuestros jvenes. Vamos a regresar y continuar influenciando y moldeando las vidas de miles de jvenes, y guiarlos--pero cmo guiarlos? Y adnde guiarlos?

--54--

"Se Necesita Un Reavivamiento"

"Qu nos dira Jess hoy si estuviera aqu? Emprendera la limpieza de los templos de nuestros corazones para expulsar el espritu de Saducesmo, de materialismo y de conformidad mundana? Yo creo que l lo hara. Creo que lo que mas necesitamos hoy, como grupo de educadores y lderes, mas que cualquier otra cosa, es algo que no puede venir de ningn comite de resoluciones, y que es un reavivamiento de la piedad primitiva. Permita Dios que esta convencin no se termine hasta que ese algo venga a nosotros--no un reavivamiento de los dientes para afuera. Sino un reavivamiento del corazn y la vida, un cambio de practicas, un cambio que no ayude para ser verdaderos en nuestros objetivos en este gran movimiento. Hoy yo les suplico a todos ustedes que quiten sus ojos del mundo, y los pongan sobre el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Hablemos mas de lo que l es para este movimiento, que lo que hacemos con otras cosas que toman tanto de nuestro tiempo y conversacin..."--Review and Herald, Vol. 114, No. 41, Octubre 14, 1937, p. 4-6.

Oh cuan terriblemente claro es mirandolo desde cada angular que los caballos grises han llevado el carro al mundo en vez de sacarlo de l! Aun el Presidente de la Conferencia General est suplicando a estos lideres amadores del mundo a enmendar sus caminos y sus obras (Jer.7:3). Pero aunque no abandonan sus antiguas veredas, con todo son retenidos por

--55--

la denominacin, aunque continen guiando al pueblo lejos de Dios y del Espritu de Profeca, y acercandolo al mundo y su influencia corruptora. Y puesto que ellos estn expulsando de la iglesia a los que se esfuerzan por despertar a los Laodicenses, no se levantar tambin el Presidente de la Conferencia General en sus esfuerzos para despertar a la irnica situacin que tenemos a mano, y en vez de seguir apoyando esos lideres obstinados, despedirlos, y aceptar nuevamente a los que "gimen y claman" (Testimonios, Vol. 5, p. 195. EspaZol) a quien ellos han expulsado?

Y mientras que los caballos grises estn trayendo esta tragedia sobre si mismos, languideciendo en "el pas del sur," tibios y satisfechos con sus adquisiciones; los caballos bayos, "se afanan por ir a recorrer la tierra;" es decir, ellos se estn preparando para ir, pero no pueden ir hasta que les sea dicho: "Id , recorred la tierra." Finalmente, ellos recorren, demostrando que Dios les ha honrado llevando su estandarte en triunfo a la victoria.

En estas restringidas circunstancias, se encuentra la prueba nuevamente de la infalibilidad de la Vara, porque desde el comienzo, ha proclamado que el mensaje de los tres angeles no puede ir hasta los confines de la tierra, hasta despus del cumplimiento de Ezequiel 9, y despus del derramamiento del Espritu Santo, como se describe en Joel 2:28--el tiempo en que el SeZor profticamente ha dicho, "Id."

--56--

Si los lideres de hoy, los que son representados por "los caballos grises," hayan prestado atencin al "Llamado para reformarse," y "si stos no hubieran tenido una opinin tan elevada de s mismos," dice el Espritu de Profeca, "y hubieran confiando plenamente en el SeZor, l los hubiera honrado permitindoles llevar su estandarte triunfantemente hasta la victoria. Pero se separaron de Dios, cediendo a la influencia del mundo, y el SeZor los rechaz."Testimonios, Vol. 5, p. 77. "Mas porque eres tibio, y no fro ni caliente, te vomitare de mi boca," dice el SeZor. Apo.3:16.

Entonces ellos buscaran este "aceite extra" pero he aqu que sera demasiado tarde para que aprovechen cualquier respuesta a sus aprensivas preguntas: "Estamos nosotros...permitiendo que el manto caiga de nuestros hombros sobre los hombros de otros? "Vamos a permitir que otros tomen nuestros lugares, para llamar al mundo a una reforma...?"

Para estar seguros, "este movimiento" (carro) est destinado a avanzar triunfantemente, pero solamente bajo la direccin de los caballos vayos.

La cadena de hechos conectados aqu concerniente a la condicin de la iglesia estn tan slidamente forjados por la profeca y la historia, que nadie puede romperlos. Sin duda cada eslabn proftico est tan manifestado que aun el Presidente de la Conferencia General est alarmado. Y a pesar de este hecho, la sierva del SeZor predice que "la luz que alumbrara la tierra con su gloria ser llamada una luz falsa, por

--57--

aquellos que se rehusan a caminar en su avanzaste gloria."--Review and Herald, Mayo 2,, 1890.

"En la manifestacin del poder que alumbra la tierra con su gloria, ellos vern solamente algo que en su ceguera piensan que es algo peligroso, algo que levantar sus temores y se fortalecern a s mismos para resistirla. Porque el SeZor no obra conforme a sus expectaciones e ideales, se opondrn a la obra. Porque, dicen ellos, no conoceramos el Espritu de Dios, cuando hemos estado en la obra por tantos aZos?"--Escuela de Entrenamiento Bblico, 1907, (Reimprimido en Review and Heral, Noviembre 7, 1918).

"Cuando el SeZor tiene luz para su pueblo, no es de esperar que Satans quede tranquilo, sin hacer esfuerzos para impedir que la reciban. El obrara en las mentes para excitar desconfianza, celos e incredulidad. Tengamos cuidado de no rechazar la luz que Dios enva porque no viene de una manera que nos agrade. No rechacemos la bendicin de Dios por no conocer el tiempo de nuestra visitacin. Si hay quienes no ven ni aceptan la luz ellos mismos, no estorben el camino de los dems. No se diga de este pueblo altamente favorecido, como se dijo de los judos cuando les fue predicada la buena nueva del reino: "Vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban impedisteis." Testimonios, Vol. 5, p. 681. EspaZol o Joyas de los Testimonios Vol. 2, p. 317.

--58--

Esto mismo, les recordamos a nuestros hermanos dirigentes, fue precisamente lo que ocurri en el impo trato otorgado al mensaje de 1888, cuando fue "menospreciado, criticado, ridiculizado,... rechazado" y "se le ha acusado de inducir al entusiasmo y el fanatismo." Testimonios para Ministros, p. 468. Que esa experiencia nunca vuelva a repetirse. No obstante, tristemente el Espritu de Profeca dice:

"La luz que iluminar la tierra con su gloria ser llamada una luz falsa. . .Pedimos a aquellos que se oponen a la luz de la verdad, se mantengan fuera del camino del pueblo de Dios. Dejad que la luz enviada del cielo brille sobre ellos con claros e intensos rayos. Dios tiene, por responsables a aquellos a quienes la luz a venido, para que hagan uso de ella. Los que no quieran or sern tenidos por responsables; de la verdad que ha estado a su alcance, pero ellos despreciaron sus oportunidades y privilegios." Review and Herald, Mayo 27, 1890.

Que nada sea dejado sin hacer para amonestarlos de este terrible chasco que se llevaran, dirigimos an otra apelacin.

A LOS HERMANOS DIRIGENTES.

Queridos hermanos:

Otra vez les pedimos, aunque desprecien el origen de la suplica, que hagan una completa investigacin del

--59--

mensaje que ha venido a ustedes en el nombre del SeZor, para que no repitan la historia de los Judos. Porque de todos los hombres, ustedes realizaran mas vividamente el terrible peligro de cerrar vuestros ojos y vuestros odos, aunque solamente sean las palabras de un pobre "pescador."

A menos que se arrepientan de su actitud actual hacia el mensaje, "y roguis a Dios, tal vez el pensamiento de vuestro corazn sea perdonado," solamente entonces tan ciertamente como vuestros ojos ahora leen estas palabras, su errneo curso traer sobre vosotros, y en muy corto tiempo, el cumplimiento de aquella terrible amenaza del Testigo Fiel: "Porque tu dices, yo soy rico y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa [verdad o profetas]," "te vomitar de mi boca."

Hermanos recordemos que "no hay orgullo tan peligroso como el orgullo espiritual."--Testimonios para Ministros, p. 109.

Previendo que el mensaje les encontrara llenos de complacencia de vuestros logros espirituales, el SeZor misericordiosamente les amonesta: "Que ni eres fro ni caliente;" es decir, tibio, satisfecho. "Ojala fueses fro o caliente!," incomodo,--teniendo necesidad de todo en vez que sentir que no tienen necesidad de nada. Entonces por sus acciones no estaran diciendo."Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa,"--ni verdad ni profetas,--pero sabran

--60--

que "tu eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo."

 

Hermanos, puedan estas desilucionantes palabras abrir vuestros ojos para que puedan verse a s mismos como son, y as "no se descubra la vergenza de tu desnudez." La promesa no falla: "Unge tus ojos con colirio, para que veas." Nuestras oraciones son para que no fallen, porque les amamos.

Recuerden que aunque el SeZor en su grande misericordia les ha llamado de las tinieblas a andar en su luz admirable, con todo si no andan en ella, su luz se tornar en tinieblas y vuestras riquezas en botn.

Dice el SeZor: "En millares como la hierba del campo te puse, y fuiste aumentada y engrandecida, y viniste a ser adornada grandemente; los pechos te crecieron, y tu pelo brot; mas t estabas desnuda y descubierta." Eze.16:7. Pero como "Yo reprendo y castigo a todos los que amo. S pues celoso y arrepintete." Apo.3:19. O "Por tanto, yo tornar, y tomar mi trigo a su tiempo, y mi vino a su sazn, y quitar mi lana y mi lino que haba dado para cubrir su desnudez." Ose.2:9.

Tened cuidado, Hermanos, y no sea que por su curso voluntarioso incurran en el desagrado de Dios y (hablando en figuras mixtas de estas profecas correlativas) en su terrible ira los despoje y deje desnudos, y " les vomite de

--61--

[su] boca." Entonces sern "calientes", pero sin ningn provecho, porque ser para siempre muy tarde para cambiar, y aunque como Esa lloren amargamente, el SeZor no les oir.

No mas honestos en su engaZo que lo que ustedes estn en el suyo, los Judos al menos dieron audiencia a Cristo, mientras ustedes no han sido as de justos. Sin embargo que la inspiracin los caracteriza como "ciegos" y en "terrible engaZo." (Testimonios, Vol. 3, p.254), ustedes se estn poniendo a s mismos como sabios guas espirituales, aun demandando que la Inspiracin se incline a decisiones en cuanto a que se debera traer y que no se debera traer ante el pueblo de Dios. Su comportamiento es tan irrazonable como los censuras de los antiguos escribas y fariseos en contra de las enseZanzas de Cristo.

Crecientemente su actitud desafiante hacia las presentes revelaciones de la Palabra de Dios, est clamando: "Quien es el SeZor, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehov, ni tampoco dejare ir a Israel." Exo.5:2.

El consejo del SeZor es: "Una luz preciosa ha de resplandecer de la Palabra de Dios, y no se atreva nadie a decir que cosa debe o que cosa no debe ser expuesta al pueblo en los mensajes de iluminacin que el enve, apagando as el Espritu de Dios. Cualquiera sea su puesto de autoridad, nadie tiene derecho a impedir que la luz llegue al pueblo." Consejos Sobre la Obra de la Escuela Sabtica, p. 29, 30.

--62--

 

"Dios quiere decir lo que dice." Testimonios, Vol. 5, p. 343. EspaZol.

"Los hombres... cuyo egosmo...oprimen exactamente a quienes Dios est usando para difundir la luz que se les ha dado...Satans utiliza toda su pericia...se empaZa en restringir la libertad religiosa... Las organizaciones...obrarn bajo los dictados de Satans para mantener a los hombres bajo el control de los hombres; el fraude y el engaZo tomarn el aspecto de un celo por la verdad y por el adelantamiento del reino de Dios...Estas personas se transforman en guas de prcticas inicuas y usurpan el ejercicio de las prerrogativas de Dios: al tratar de controlar las mentes de los hombres se atreven a hacer lo que Dios mismo no hara. De esta manera siguen las huellas del Romanismo...El hombre que con tales arreglos permite que su mente sea dominada por la mente de otro, es separado de Dios y queda expuesto a la tentacin... pero Dios nos lo ha mostrado claramente. El ha declarado: Maldito el hombre que confa en el hombre, y hace de la carne su brazo."--Testimonios, Vol. 7 pp. 171, 172, 169, 170. EspaZol.

Llamandose a s mismos hombres de "experiencia," dicen: "Si un hermano tiene alguna luz de las Escrituras, sometala a nosotros, y si no vemos luz en ella, debe desecharse." Pero, Hermanos, como pueden ver luz en algo sin mirarlo? Y como pueden discernir las cosas espirituales al menos que vosotros "unge tus ojos con colirio [verdad revelada], para que veas"? Rehusando hacer esto, cmo discernirn la verdad?

--63--

Porque hemos de renunciar al mensaje de la Vara cuando ustedes han fallado completamente en probar que est en error? Porque desprecian las preciosas gemas de verdad simplemente porque la mayora no las pueden diferenciar de las joyas falsas? Por mucho tiempo han estado dirigiendo palabras intrpidas contra la tirana de otros, pero ahora que acerca de las suyas propia? Ustedes culpan que nuestra posicin "nos pone en mala compaZa." Pero no se dan cuenta de lo que dicen, y que nosotros nos ponemos hoy exactamente en la misma posicin que Juan el Bautista, Cristo, los apstoles, Lutero y Miller en tiempo pasado, y como lo hicieron los fundadores de la denominacin Adventista del sptimo Da; no en la posicin que estn tratando de hacernos aparecer--la que los opositores de la verdad han ocupado siempre, y por la cual miles han sido defraudados de la bendicin celestial. Hermanos, realmente pruebenos que estamos en un error, y entonces vern cuan prontamente cambiaremos nuestra posicin.

Nuestro invariable inters es que escuchen el consejo del Testigo Fiel, y confiesen su pobreza en las cosas espirituales, para que l no pronuncie sobre vosotros el terrible ay: "Aullad, pastores, y clamad; y revolcaos en el polvo, mayorales del rebaZo; porque cumplidos son vuestros das para ser vosotros degollados y esparcidos, y caeris como vaso de codicia" Jer.25:34, y se pierdan as cuando "Y ser que despus de esto, derramar mi Espritu sobre toda carne, y profetizarn vuestros hijos y vuestras

--64--

hijas; vuestros viejos soZarn sueZos, y vuestros mancebos vern visiones. Y aun tambin sobre los siervos y sobre las siervas derramar mi espritu en aquellos das." Joel 2:28,29. Hablando de este tiempo, el Espritu de Profeca declara: "Se realizaron grandes milagros. Sanaban los enfermos, y seZales y prodigios acompaZaban a los creyentes."--Primeros escritos, 278.

Oh que ilimitada insensatez y perdida en seguir un camino errado, y perder en un tiempo como este, cuando el privilegio se ha acordado para que mejor escojan "se sentaran con Abrahn, Isaac y Jacob en el reino de los cielos! Mat.8:11 Ojala que no fallen.

Sinceramente suyo por un espritu

humilde y una feliz eleccin,

Su amigo y servidor.

Aunque excesivamente agobiado por nuestros hermanos dirigentes que rindan su corazn al consejo que el SeZor les tiende, estamos igualmente preocupados que los hermanos laicos tambin rindan su corazn al consejo del SeZor. As, imparcialmente, dirigimos ahora

UNA PALABRA A LOS ELEGIDOS DE

DIOS,

LOS 144,000.

Estimados Hermanos:

A ustedes que oyen la voz del Buen Pastor, y que no les conocemos por nombre, sino solamente por nmero prospectivo

--65--

(144,000) y oficio (fieles siervos de Dios, reyes y sacerdotes),--a cada uno de ustedes viene la solemne certeza que el tiempo del sellamiento es muy corto, y su fin est muy cerca. Por lo tanto, Hermano, Hermana, asegurese de recibir el sello de Dios a tiempo; no postergue el regreso a nuestro hogar en el Edn. "Si oyereis su voz hoy, no endurezcis vuestros corazones." Heb.4:7. Aquel que est de parte de Dios, no se tarde mas. El tiempo ha llegado para que los 144,000 entren el la linea del plan de Dios para terminar su obra y prepararse para su translacin. As dice el SeZor "Como reconoce a su rebaZo el pastor, el da que est en medio de sus ovejas esparcidas, as reconocer a mis ovejas, y las librar de todos los lugares en que fueron esparcidas el da del nublado y de la oscuridad." Eze.34:12. "Y los salvar en aquel da Jehov su Dios como a rebaZo de su pueblo; porque sern engrandecidos en su tierra como piedras de corona." Zac.9:16.

Dse prisa Hermano, Hermana; inmediatamente tome su posicin de parte del SeZor, para que l pueda, por su "gemir" (arrepentirse) y "clamar" (proclamar el mensaje del sellamiento), sin tardanza manifestarle "a la vista" como los "siervos de nuestro Dios," usted que escapar de entre los "muertos del SeZor," sea enviado a los Gentiles, y "traern a todos vuestros hermanos . . .de entre todas las naciones." Isa.66:16,19,20.

--66--

Estudien el mensaje por s mismos, y no permitan que ninguna carne intervenga con su salvacin.

Hagan su propia decisin independientemente de hombre alguno, y conozcan por ustedes mismos que Dios les est guiando como l lo hizo cuando vinieron a ser Adventista del Sptimo Da. No acepten ni sacerdote ni prelado como su Dios. "No seis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, con cabresto y con freno su boca ha de ser reprimida."Sal.32:9. Porque tropezar y caer sobre la misma piedra de tropiezo que ha hecho caer de cabeza a millones en el hoyo? Cuidado, Hermano, Hermana, y evite la calamidad que se avecina, y ayude a otros a evitarla tambin.

Y para los que estn sordos para or la voz del Buen Pastor, "en secreto llorar mi alma a causa de vuestra soberbia; y llorando amargamente, se desharn mis ojos en lgrimas, porque el rebaZo de Jehov fue cautivo." Jer.13:17. "Por tanto, od el consejo de Jehov, que ha acordado sobre Edom; y sus pensamientos, que ha resuelto sobre los moradores." Jer.49:20. "Y acabarse la huida de los pastores, y el escape de los mayorales del rebaZo." Jer.25:35.

Ahora nuestro gran deseo y esperanza es que cada uno de ustedes se comunicar con nosotros sin tardanza, para que de acuerdo con la Palabra de Dios juntos podamos desarrollar un plan para el "sitio," y en tal manera

--67--

que podamos presentar al enemigo un frente unido. Entonces Dios obrar; entonces las barreras que han sido erguidas contra la Verdad y contra Sus siervos quienes sern "manifestados a la vista," caern como los muros de Jeric. "El que tiene odo, oiga lo que el Espritu dice a las iglesias." Apo.3:22.

De ustedes es "vendar a los quebrantados de corazn, a proclamar libertad a los cautivos, y a los presos abertura de la crcel; a promulgar aZo de la buena voluntad de Jehov, y el da de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados." Isa.61:1, 2. Que inigualable privilegio! No permita Dios que alguno lo pierda.

Sinceramente suyo en la implcita confianza en Dios

y por los verdes pastos para su rebaZo,

Su amigo y servidor.

Posdata: Beneficiense a s mismo de las publicaciones que contienen la Verdad Presente, y preparaos para la obra. Sean de los "sabios," y llenen sus "vasos" con este "aceite" extra para sus "lamparas." Nuestra literatura revelar plenamente que "se han acercado aquellos das, y la palabra de toda visin." Eze.12:23. Es decir, las visiones de los profetas, las cuales parecan llenas de misterio, ahora han venido a ser hechos claros.

Doce tratados, hasta la fecha, agregando 898 paginas, sern enviados sin costo alguno a quien los pida. A los que

--68--

 

recientemente estn requiriendo la literatura, la serie sera enviada un nmero cada vez en intervalos de dos semanas. Los que manden su pedido acompaZado con nombres de Miembros Adventistas del Sptimo Da , pueden, si lo especifican, recibir los doce tratados juntos.

"Recibid mi enseZanza, y no plata; Y ciencia antes que el oro selecto."--Prov.8:10. "Si oyereis su voz hoy, No endurezcis vuestros corazones." Ordene ahora.

--69--